jueves, 15 de septiembre de 2011

Proyecto 30 Libros: Uno que haya amado hace años y del que hoy reniega



Soy amante de la Ciencia ficción: crecí leyendo los magnificos mundos privados de  Julio Verne y soñando con las realidades alternativas de Asimov; me obsesioné con el futuro dibujado Philip K. Dick en sus inquietantes cuentos. Y algun momento de la adolescencia, creí que Michael Crichton podría ser un digno sucesor de todo el Universo creativo de los autores que le precedieron. Leí "Jurassic Park" y aunque me pareció que carecía de la fuerza literaria y la critica implícita de muchos de los autores más renombrados de la generación Asimov habian brindado a sus obras, igualmente lo disfruté. De manera que continué leyendo sus novelas, hasta llegar a "Esfera", hasta el momento el libro más elaborado y filosófico del Crichton.

En la oportunidad en que lo leí por primera vez, "Esfera" me dió la impresión de tratarse de  un juego de espejos Literario, porque aunque la acción parecía centrarse unicamente en el descubrimiento de una inexplicable esfera de aparente origen extraterrestre en el fondo del mar, la acción transcurre en realidad en una serie de debates éticos un poco forzados. Como en toda novela Crichton que se precie, existe ingredientes de  intriga, terror en ocasiones, pero  carece de verdadera sustancia: la asepsia del Dr. Crichton corta cualquier avance de infección emotiva y contradice constantemente lo que nos quiere hacer llegar. Y efecto resulta siendo más que contradictorio; si bien aprecio el esfuerzo, no llego a sentirme totalmente implicado como ser humano, ni salpicado por las emociones. La narración cae y se deshace lentamente en lineas y arcos argumentales que terminan careciendo de verdadera concresión y peor aun, coherencia.

En algún momento, aprecie el libro por el buen intento de su autor de otorgarle una especie de credibilidad a la trama. El realismo incómodo como literatura, marca de la casa, tiene un ejemplo muy claro en la gran cantidad de siglas (militares y gubernamentales) que nos encontramos: que si los ALV, que si los VOR, que si los MSB, el FDV, el NSC, la USN... y muchas más. Mareante y con notas a pie de página; por fortuna esta tendencia va desapareciendo después de los primeros capítulos, y a medida que avanzamos todo se concentra más en la acción y en la verdadera historia en sí. En sucesivas reelecturas - si, porque el desengaño con el autor me llegó un poco tarde -  También he tenido la impresión de que, de las trescientas y un poco más páginas de libro, unas cuantas se las podría haber ahorrado Crichton, contándonos todo en algo menos de espacio y con mayor soltura. Crichton alarga escenas innecesarias, crea circunstancias sin resolver y al final, la novela bascula entre una historia que intenta explicarse asi misma y un drama moralista sin verdadero sentido.


En unas pocas palabras finales: ESFERA es una buena novela de ciencia ficción/ intriga con una sólida trama (en ocasiones manipulada y entrampada por el propio autor en beneficio de la sorpresa), de lectura fácil. Y sin embargo su mayor defecto, podría ser justamente esa necesidad del escritor de brindarle consistencia a una historia que carece realmente de interés, más allá de los pequeños y astutos trucos narrativos que intentan recrear una cierta idea filosófica que no existe en realidad y que peor aun, dota a la historia de una falsa grandeza que finalmente descubrimos, es tan falsa - y sin sentido - como la Esfera abandonada por una cultura sin nombre, en medio del mar,  cuyo origen el autor intenta desentrañar con afanosa torpeza.

1 comentarios:

Unknown dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que Crichton tiene su propio estilo y que no siempre tiene ése "no se qué" o esa fuerza literaria de otros autores más curtidos en Ciencia Ficción. Tuve una sensación similar con "Predador/Presa". Pero debo señalar que cuando no escribe CF, sí puede llegar al punto: "El Gran Robo Del Tren" es un magnífico, magnífico libro. No lo defiendo, sin embago. No voy a leer "Esfera"

Publicar un comentario