martes, 2 de julio de 2013

Fotografía en el mundo 2.0: Como evitar ser victima del plagio o robo de imágenes.





De vez en cuando ocurren situaciones que sobresaltan y preocupan a cualquier fotógrafo de la era digital:  La posibilidad del robo y plagio de imágenes. No es una situación poco frecuente: Desde fotógrafos de reconocida trayectoria como Jara Jade  - que sufrió el plagio de uno de sus autorretratos por una empresa dedicada a la pornografía - ,  hasta caso tan locales como el reciente ocurrido a una fotógrafa Venezolana, hay una gran variedad de situaciones que demuestran lo fácil que puede vulnerarse el derecho de autor fotográfico vía web. La interrogante que supone una situación semejante continua preocupando a todos, quienes como yo, utilizan la web para promocionar su trabajo: ¿Como puedo evitar que algo semejante suceda?

Es una disyuntiva difícil de resolver: por un lado, el mundo 2.0 supone una vitrina indispensable para el fotógrafo moderno, donde no solo puede mostrar su trabajo, sino comercializarlo a través de las infinitas posibilidades que ofrece la web. No obstante, la pregunta que suele hacerse cualquiera es ¿Existe un método realmente efectivo para evitar el robo de imágenes? La respuesta, por supuesto, es no. El mismo hecho de incluir cualquiera de nuestras fotografías en un sitio web supone un riesgo para el robo de nuestro trabajo y su utilización por terceros sin nuestra autorización. Ahora bien, si existen métodos efectivos que pueden evitar el robo y uso de nuestras imágenes le resulte sencillo a cualquiera que intente hacerlo. Investigando, descubrí alguno de los más efectivos y de comprobada utilidad:




* Disminuye la calidad de las imágenes que incluirás en tu página web: 

No es necesario que las fotografías que incluyas en tu página web o en FanPage de Facebook tengan una resolución enorme para que puedan mostrarse de una manera correcta y atractiva. Reducelas lo suficiente como para sea imposible lograr una impresión o copia de calidad en caso que sean descargadas de manera fraudulenta. Según varios fotógrafos a los que consulté, la medida ideal que deben tener las imágenes incluidas en espacios web debe ser de 72 dpi y menos de 1024 px en su lado más ancho.


* No incluyas tus imágenes en Google Search:

Habitualmente, Google incluye en su búsqueda cualquier imagen que se incluya a tu blog o página web, asumiendo que lo autorizas y presumiendo solo serán descargadas bajo tu autorización. Por supuesto, la mayoría de las veces no ocurre de esa manera, por lo que los expertos en seguridad informática recomiendan evitar que tus fotografías se indexen dentro del algoritmo de búsqueda del motor de búsqueda de la web page.

¿Como hacerlo? Según  las Herramientas para webmasters de Google, el método es el siguiente:

Para evitar que las imágenes de su sitio aparezcan en el índice de imágenes de Google, añada un archivo robots.txt al directorio raíz del servidor que bloquee la imagen.

Por ejemplo, si quiere que Google excluya la imagen perros.jpg que aparece en la página www.susitio.es/imágenes/perros.jpg de su sitio, añada el siguiente texto a su archivo robots.txt:

User-agent: Googlebot-Image
Disallow: /imágenes/perros.jpg 

La próxima vez que Google rastree su sitio, verá esta directiva y eliminará la imagen de los resultados de búsqueda.

* Añade marcas de agua, firmas o cualquier otro elemento distintivo a las imágenes que compartes en web:

Por supuesto que, a la vista de lo que sufrió Franca Franchi, el método resulta en ocasiones inútil, de manera que la recomendación general es que la coloques en un lugar donde de ser removido por métodos digitales, la imagen sea virtualmente inutilizable. Aún más: refuerza la seguridad añadiendo a tu marca de agua relieves o cualquier elemento distintivo de relativa complejidad que haga que al ser modificado por medios de programas de edición, reste calidad a la imagen en general. Pero como dije antes, probablemente es el método menos confiable de todos los que dispones para proteger tus imágenes de plagios o robos vía web.

* Registra todas imágenes en sitios que te permitan demostrar tu autoria:

Antes de incluir cualquier imagen en tu página web o FanPage de Facebook registralas en  Safe Creative, un registro de derechos de autor online que te que te permite obtener una prueba de tu autoría y que ejerces de manera legal  el copyright de la fotografía. El servicio es sencillo y rápido: Registrate en la página y luego, sigue el sistema de registro de obras, que es bastante sencillo y accesible, como te lo muestro aquí:





Una vez que lo hayas hecho, el sistema te proporcionará un número de registro que podrá validarse como prueba de tu autoría sobre tus imágenes.


* Utiliza el método de las  Imágenes transparentes

Es un método sencillo y se ha hecho muy popular al ser el que utiliza Flickr para proteger las imágenes cuando recurres a filtros de seguridad especificos. Coloca sobre la imagen actual, un archivo .GIF transparente que permite ver tus imágenes sin modificación alguna, pero que no permite la descarga directa. Es un manera sencilla de evitar que un usuario pueda descargar tu imagen en la resolución original en que se encuentra en la página web o Facebook FanPage. Por supuesto, como he comentado antes, no es una manera infalible de evitar el robo de imágenes, pero si dificultará el proceso promedio de descarga desde cualquier página web.

* Utiliza el programa Prot - On 

Una de las aplicaciones más interesantes que he probado últimamente: permite controlar imágenes, textos o correos gestionar los permisos de descargar a través de un sistema muy sencillo desde la aplicación, una web instalada en nuestra pc.

Prot-On está disponible para los sistemas operativos de Windows y Mac y para iOS y Android en el caso de los dispositivos móviles.


Como dije antes, no hay sistema infalible para evitar que tus imágenes puedan ser robadas desde los distintos sitios web donde las compartes, pero tomar precauciones básicas te permitirá tener mayor control sobre tu trabajo en el mundo 2.0 y más aún, evitar que tus imágenes o cualquier contenido que compartas en la web, pueda ser utilizado sin tu debida autorización.

¿Tienes algún otro método de protección de imágenes que quieras compartir conmigo? Nos leemos en los comentarios!


1 comentarios:

Gabo El malo dijo...

un metodo interesante y muy usado es obsfuscar que no es mas que usar un programa que crea una direccion que tu browser reconoce pero ningun programa puede descargar(esto dicho de forma sencilla es mucho mas complejo que esto) y cargar las imagenes a travez de un archivo flash que a su vez las cargue via algun script js o xml de obsfuscado para ocultar la direccion absoluta

Publicar un comentario