miércoles, 15 de junio de 2016

Consejos de una sobreviviente: Todo lo que debes saber al momento de pedir un aumento de sueldo.




Aunque he sido Freelance la mayor parte de mi vida adulta, conozco muy bien — y desde las entrañas del monstruo digamos — el ambiente laboral tradicional. Mi madre es gerente de Recursos humanos de una Empresa — lo ha sido durante casi treinta años — y crecí aprendiendo, quizás un poco por asimilación, mucho sobre el mundo empresarial en estado puro: esa relación un poco de juego social y de política borrosa que sostienen toda relación entre empleado y patrón. Sobre todo, porque el ambiente empresarial tiene sus propias normas, matices y modos de desempeño: un ecosistema que cada empresa desarrolla basado en planteamientos e ideas propias. De manera que, esa visión de lo Empresarial siempre será distinta, cuando no, nueva, en cada oportunidad.

Hace unos días, una de mis amigas me pidió escribiera sobre qué debía hacer para solicitar un aumento de sueldo y el tema me pareció curioso. No solo porque jamás lo he hecho — las reglas en el mundo freelance son distintas al empresarial — sino porque además, no es un proceso sencillo. A pesar de la imagen graciosa de la cultura popular — el típico empleado negociando entre risas con su jefe — la escena suele ser cuando menos incómoda: porque cada una de la partes, trabajador y empresa, tienen objetivos y planteamientos distintos que no siempre coincidirán. De manera que es inevitable una negociación que permita llegar a un acuerdo beneficioso que no solo satisfaga las exigencias del trabajador, sino que además coincida con los intereses de la Empresa. Es un momento que puede resultar tenso y para mucha gente, la mera idea resulta tan incómoda que casi siempre comenten errores que pueden afectar el resultado final de la entrevista de negociación. Así que dos de las preguntas más habituales en estos casos son ¿cómo lo planteo? y ¿En qué puedo equivocarme?
Le hice ambas preguntas a mi madre y su respuesta fue una serie de consejos sobre el mejor momento, la manera más idónea de plantar la sugerencia en términos prácticos y sobre todo, la mejor forma de evaluar que tan efectiva es nuestro planteamiento como empleado. Una serie de ideas que parecen resumir algo concreto: Todo planteamiento laboral necesita un momento oportuno y un planteamiento directo.

* El momento idóneo:
Un aumento de sueldo es sobre todo una negociación y una revisión del desempeño laboral del empleado. De manera que busca el mejor momento para llevarla a cabo: es imprescindible tener en cuenta el momento o etapa anual que atraviesa la empresa y además, analizar si es el idóneo para promocionar tu rendimiento como parte del mecanismo de trabajo y beneficio. Verifica además, los parámetros legales con que se rige la oferta laboral en tu país antes de solicitar un aumento: en Venezuela por ejemplo hay una serie de estatutos legales, que indican cuando debes recibir un aumento de manera obligatoria: tenlo en cuenta al momento de plantear tus exigencias laborales.

* La manera idónea:
Plantear un aumento de salario, implica reconsiderar y revisar las clausulas laborales que atañen a la empresa en su relación empleado — patrón. Usualmente, el salario se calcula en base a tus responsabilidades y la descripción de tus funciones como empleado en la vacante laboral que ocupas. Así que al momento de plantear un aumento, revisa si tus responsabilidades han aumentado, o se han hecho más complicadas. Incluye un resumen de tus logros profesionales recientes. Menciona además el tiempo que ha transcurrido desde que recibiste el último aumento de sueldo y solo has recibido el estipulado por la ley, lo cual muestra en perspectiva el aumento de lo que haces y lo que obtienes como retribución salarial. También es conveniente, menciones e incluyas en tu planteamiento lo que has hecho para mejorar tu desempeño profesional, como cursos de mejoramiento y capacitación y cualquier otro elemento que haya mejorado tu trabajo dentro de la empresa.

¿Por escrito, en personal, una cita?
A pesar de que recientemente la jerarquía laboral es mucho más flexible y menos burocrática, la recomendación general es que al momento de solicitar un incremento salarial, intenta sea una entrevista formal, donde puedas explicar tus ideas directamente y sin interrupciones. La entrevista además, te permitirá debatir las ideas con tu Jefe y además, escuchar su punto de vista.

* El monto correcto:
Para calcular lo que pudieras solicitar como incremento salarial, ten en cuenta tres valores: la cotización de lo que haces en el mercado laboral, cuanto tiempo transcurrió desde tu último aumento ( no legal ) y además, cuanto aspiras percibir por tu desempeño como empleado. En Venezuela, además, añade el calculo necesario sobre el salario mínimo que debes percibir. Por supuesto, son cuatro cifras que pueden ser complicadas de calcular, pero investigar al menos un promedio o cifra cercana, te permitirá concretar tu solicitud ajustada con lo que está sucediendo en el mundo real, puertas afuera de la empresa. Una recomendación sobre el particular: evita presentarte como víctima de la empresa o las circunstancias de tu vida personal. El ámbito privado no tiene relación ni tampoco peso en una negociación empresarial.

* Negociar, ceder, escuchar, comprender:
Al momento de negociar un aumento de sueldo, las expectativas siempre serán altas. No obstante, ten en cuenta que la respuesta puede no coincidir con tus intenciones, de manera que comienza la negociación teniendo en cuenta que deberás escuchar los planteamientos de la Empresa y muy probablemente, aceptar alguna propuesta menos ventajosa que la que sugieres. Se abierto a opciones e intenta en lo posible no amenazar ni mucho menos, intentar utilizar trucos de manipulación para obtener el salario que intentas conseguir. No solo tu propuesta perderá solvencia sino que además, pudieras ocasionar una situación incomoda dentro de lo que debió ser un intercambio de ideas viables para ambas partes.

* Recomendaciones generales:

*  Lleva todo por escrito: te será más fácil plantear tus ideas si tienes una linea de argumentación clara. Incluye cifras y porcentajes de las razones que presentarás para apoyar tu petición.

* Comienza la negociación antes de la reunión: envía un correo electrónico previo donde puedas explicar el motivo por el cual deseas expresar tu reunión e incluir los puntos básicos que se trataran en ella. Evitarás malos entendidos y además, la reunión será mucho más fructífera y se establecerá un verdadero diálogo productivo.

* Los errores que puedes cometer:

* No investigar lo suficiente sobre el momento económico que atraviesa la empresa: hacerlo, te permitirá conocer de antemano que planteamientos pueda ofrecerte la empresa con respecto a tu petición y además, la información te permitirá saber a que atenerte.

* Que la reunión de negociación se convierta en una discusión personal: Si tu jefe no te simpatiza, el ambiente de la Empresa te molesta, los horarios te parecen incómodos, la reunión de negociación no es el momento idóneo para plantearlo. Recuerda: intentas mostrar y promocionar tu desempeño empresarial, no criticar a la empresa como tal.

* Comparar tu sueldo con el de otros trabajadores dentro de la Empresa: Una petición de aumento de sueldo debe ser personal y además, estar sustentada en argumentos demostrable. Tu opinión sobre el trabajo de tus colegas no es de incumbencia de la empresa y mucho menos, motivo de discusión dentro de una entrevista que está dirigida a tratar un asunto tan personalísimo como el salario que percibes.

* Ser Indiscreto: Tanto como si obtuviste el aumento que solicitabas como que no, intenta no divulgar lo que sea haya ocurrido en la reunión de negociación entre el resto de tus compañeros de trabajo. Tu experiencia podría propiciar un ambiente tenso y además, provocar una situación incómoda que podría afectarte directamente.

En resumen, solicitar un aumento de sueldo, siempre será una manera de evaluar tu rendimiento y crecimiento dentro de la empresa que trabajas, y además de eso, tu manera de percibirte como profesional. Confía en tu trabajo y sobre todo, usa el sentido común para llegar a un acuerdo que no solo te beneficie, sino que además demuestre a la Empresa para la que trabajas, tu valor y madurez como empleado. Y al final del día, probablemente la experiencia, obtengas el aumento o no, te permitirá madurar en lo que a tu manera de comprender el mundo empresarial se refiere.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada