lunes, 13 de junio de 2016

ABC del fotógrafo curioso: las cosas que nunca deberías decirle a un fotógrafo. (Segunda parte)




Hará un par de años, escribí un artículo sobre las cosas que jamás, por ningún motivo, deberías decirle a un fotógrafo. Lo hice luego de tropezarme con todo tipo de mitos, clichés y malos entendidos sobre la fotografía que desvirtúan lo que es o puede ser el oficio de fotografiar. Después de todo, la fotografía se encuentra en constante transformación y evolución. En una progresiva construcción de su propia historia y trascendencia.

Por ese motivo, nunca deja de cuestionarse el papel del fotógrafo, la cámara y lo que realmente puede ser la fotografía. Se trata de una visión que se completa a partes, en un recorrido que atraviesa no sólo las diferentes transformaciones que un arte/técnica tan reciente puede sufrir. Y parte de esa historia que se crea a diario tiene una íntima relación con la manera como el fotógrafo comprende lo que hace, lo que crea y lo que expresa a través de la imagen. Por ese motivo, habrá un constante cuestionamiento sobre lo que hace a la fotografía ser un documento, obra visual, experiencia artística. Y lo habrá en todos los medios: tanto los académicos como en la mirada habitual del fotógrafo sobre su trabajo.

Recordé esa idea hace poco, cuando alguien compartió en mi Front Page de Facebook uno de esos infaltables memes donde se resume lo que parece ser la sabiduría popular. Casi nunca les presto demasiada atención, en esta ocasión, me detuve a leer uno que rezaba, en grandes letras “Cosas que jamás le debes decir a un fotógrafo” , que resume, más o menos, las ideas más populares que se tienen sobre la profesión de la imagen: algo en mitad entre el hobby, el conocimiento instintivo y algo que en apariencia es fruto de la casualidad. Estuve de acuerdo con algunas frases, con otras no tanto, pero en realidad, el meme me hizo meditar algunas cosas que he venido escuchando — y viviendo — en el mundo de la fotografía. Al final, decidí escribir mi propio grupo de cosas “incómodas” sobre la fotografía basadas en la inefable sabiduría popular sobre la fotografía. Esas frases, pensamientos e ideas que realmente me irritan y que la mayoría de las veces me hacen sentir profundamente desalentada sobre lo que es la percepción general sobre el mundo de la fotografía.

¿Y cuales son esas cosas que se dicen y son al parecer del dominio popular que verdaderamente si me irritan? Estas pocas:

* Que Bonitas fotos, tu cámara debe ser estupenda:
Esta frase es un clásico entre las groserías sutiles que se suelen dedicar a un fotógrafo, cualquiera sea su nivel de preparación y experiencia. Porque si algo tiene claro cualquier amante de la imagen, es la cámara no hace la diferencia, lo que hagas con ella sí. La cámara no toma decisiones sobre composición, tampoco piensa en el sentido o concepto de la imagen, mucho menos estructura elementos para crear ambientes. Tampoco encontrarás jamás un mecanismo que pueda discernir cuál es la mejor iluminación que debes utilizar para lograr el efecto deseado o que te muestre las referencias que necesitas. De manera que, una buena fotografía, la hace un buen fotógrafo, no una mejor cámara. Intenta instruirse, educarte y crecer como creador de imágenes antes de llenarte de equipos que probablemente no sabrás utilizar.

* La fotografía es un Hobbie si no cobras:
Es un pensamiento popular también. La fotografía suele verse como una pasión de fin de semana, a menos que cumpla ciertos parámetros: sea documental y oficiosa, sirva para “algo”, puedas “cobrar por ella”. Acentúa también esta percepción, el hecho que suele considerarse profesional al fotógrafo que cobra por servicios y los comercializa de la manera más adecuada. Pero ¿Qué ocurre con aquel que disfruta simplemente de la creación artística? ¿Del que utiliza la cámara como herramienta para crear un lenguaje? ¿Del que hace arte a través de la imagen? ¿Del que explora su propia vida cámara en mano? Siempre insistiré: La fotografía es un arte técnica de paciencia y perseverancia, y lo que hace la diferencia es tus conocimientos y lo que puedas hacer con ellos.

* Tengo una cámara, soy fotógrafo:
Otro de los clichés bastante extendidos con respecto a lo que es y no es la fotografía. Es lamentablemente, que con la accesibilidad en la compra de productos y equipos fotográficos, la fotografía como profesión, sea considerada solamente en la viabilidad de comprar y consumir todo todo tipo de equipo tecnológico. En realidad, la fotografía es un interminable aprendizaje sobre las posibilidades de la imagen, la luz y las técnicas, la manera de crear un lenguaje propio, la disposición de aprender lo suficiente como para que la técnica no sea un obstáculo en el momento de crear. De manera que una cámara costosa solo será eso: Una gran herramienta para captar imágenes. Ahora bien, crear una imagen, siempre implicará un nivel de asimilación de conceptos y perspectivas sobre la imagen mucho más profundo y que requiere preparación, educación y muchísima reflexión.

* La fotografía no se estudia, es un arte instintivo:
Y aunque el talento no se puede enseñar y el buen ojo fotográfico se entrena practicando, hay una serie de requerimientos a nivel técnico y de instrucción básica que requieren aprender para crear imágenes sustentables, sustanciosas y sobre todo, poseedoras de un lenguaje propio, que es la mayor aspiración a lograr de cualquier fotógrafo que se precie. Porque la fotografía, como cualquier profesión, requiere de esfuerzo y dedicación: ya seas autodidacta o estudiante formal, estudiar, mejorar, crecer, aprender y tener la conciencia que para mejorar como creador de la imagen debes esforzarte te mostrará el camino para llegar a esa imagen que tanto deseas obtener y que vive en tu imaginación.

Como siempre repito, probablemente esta parezca una lista corta, pero resume, de la mejor manera, cual es la perspectiva del fotógrafo en formación como yo, con respecto a toda esa serie de ideas erradas sobre el mundo de la imagen y a las que todos los que pertenecemos a este hermoso mundo creativo, debemos enfrentarnos alguna vez.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada