martes, 8 de junio de 2010

De Tiempos personales y neurosis plenas


Creo que debería existir una institución llamada "neuroticos anónimos" o algo por el estilo, y su primer miembro registrado, sería yo por supuesto. Sufro de súbitos ataques de ira, de momentos de tristeza profunda seguidos de rutilante alegría. No, no padezco de ningún sindrome bipolar ( para quién se lo pregunte ) sino de lo que creo es una extraña forma de enajenación relacionada con mi necesidad de crear. Y no lo porque crea que mis aspiraciones artisticas tengan relación con mis alternativos cambios de ánimo, sino que de hecho, mis humores se relacionan de manera definitiva con mi necesidad creativa.

Escribir puede conjugar imnumerables sentimientos en mí. Hacerme sentir intensamente feliz, o por el contrario, tan derrumbada en mis propios ideales que cada letra simboliza un dolor agónico. Mis fotogafias me muestran las imagenes de mis sueños, mis deseos más existencialistas y utópicos. Leer me eleva más allá de este mundo y de cualquier frontera de fuego. Soy yo misma, y al mismo tiempo, solo un viajante en medio de las sombras del pensamiento. Me debato entre la posibilidad de creer y la duda existencialista que palpita en mi alma con la fuerza de una metáfora venial.


Ah, sí, tan viva. Tan tremendamente aferrada a mis deseos. Una diosa de estructuras sutiles en mi propio Cosmos personal.

3 comentarios:

TAIKUN dijo...

Muy buena sujerencia amiga de crearla institución "NEUROTICOS ANONIMOS".

Por otro lado el escerito me parece un perfecto resumen de tu vida actual.

Un Abrazo

Miss B dijo...

ajajajaja Gracias Tai, un beso.

Gabriel Landaeta dijo...

bueno grandes mentes son bipolares asi que porque no es posible que tu lo seas y no lo sepas.
si asi fuera cual es el problema solamente como los diabeticos necesitarias una dieta estricta baja en neurotoxinas sociales y cuidar mucho el consumo del stress innecesario(algo complicado verdad).

Publicar un comentario