jueves, 10 de enero de 2013

De la Ausencia al No existir: El país sin presidente.





Voy a romper una de mis primeras resoluciones de fin de año - además de no comer azúcar - con este artículo: me prometí no escribir sobre política en este, su blog de confianza, y dejar mi constante preocupación por lo que ocurre en mi país para el ámbito meramente privado. Lo tenía bastante asumido la verdad...hasta que súbitamente  la realidad de Venezuela se convirtió  - otra vez - en la de Macondo, en la de un país de comiquita, sin sentido y de nuevo navegando en la incertidumbre hacia un desastre constitucional.

Resulta que, no tenemos presidente. Es decir, tenemos una figura presidencial, escogida de manera legal hace un mes y un poco más. No obstante, actualmente, el Presidente se encuentra en un Hospital extranjero luchando por su vida. Pues bien, este presidente , ausente, invisible y diluido en una especie de poder plenipotenciario llamado "pueblo" ha sido declarado "en funciones" a pesar que no puede juramentarse, ni mucho menos regresar al país en un futuro cercano. Así que, ahora mismo, en este soleado día del 10 de enero del 2013, Venezuela avanza de nuevo hacia la incertidumbre.

Y es que la incertidumbre en Venezuela es un factor al que terminamos acostumbrándonos, en medio de un caos continuado que durante catorce años a construido otro tipo de realidad nacional. La política como credo.  No hablo del clima político, siempre enrarecido, a punto de estallar: Me refiero al hecho que el Venezolano de a pie, como usted y como yo, somos políticos sin quererlo. Testigos asombrados y sin opinión válida, sobre lo que está ocurriendo. De pronto, el país político se convirtió en una Universalidad sin nombre, sin forma, abriéndose en todas direcciones para abarcarlo todo. ¿Que no hay agua? ¿Hay un apagón? ¿Hay escasez de leche? Eso es un hecho político. Es una "maniobra" de alguno de los contendores políticos,  para "sabotear", "Alterar el orden público". ¿La normalidad? ¿Que es eso? En Venezuela, la normalidad se transformó en el rumor, en la situación excepcional, en el temor y el desasosiego. Asombra, cuando no inquieta un poco, escuchar el debate político llevado al absurdo: la política como conversación de todos los días, como motivo de cualquier situación que ocurra, como motivación para cualquier decisión. De pronto, la politiquería - porque eso es lo que es , en realidad, este clima irrespirable de diatriba constante - se desborda hasta crear una realidad propia, una Venezuela al margen de lo común, debatiéndose entre sobrevivir a su historia reciente y a su historia. Porque admitamoslo, lo que ocurre hoy en Venezuela, lo que ocurrirá en pocas horas, es una consecuencia del hecho de perder la ciudadanía y el gentilicio por la desidia, en el revanchismo, el temor al otro y el odio a la diferencia. ¿Que es pues, la Venezuela del 10 de enero del 2013? Una ilusión, una ausencia, un silencio, un fragmento de una historia de país que no fue.

De la Ausencia al No existir: El país sin presidente.

Hace un rato, conversaba con un amigo de marcada tendencia oficialista, que intentaba "hacerme entender" porque es "legal" el acto político que se llevará a cabo hoy. Lo escuché despotricar contra "la Derecha violenta y golpista", hablar del "mandato del 7 de Octubre de 2012" y por último, hablar de continuidad. Aguardé, con una dosis de paciencia que me sorprendió incluso a mi misma, hasta que no tuvo nada que decir y me miró, expectante.

- Seguro piensas que soy un ignorante - dijo por último. Suspiré.
- No lo pienso, lo eres.
- Claro! esa es la actitud del opositor, creer al pueblo ignorante - dijo, en tono triunfante - todos somos ignorantes por tener ideas revolucionarias y...
- ¿Cual idea?
- La democracia es del pueblo, eso es lo que ocurrirá hoy.
- ¿Cual democracia? Ayer el Tribunal Supremo de Justicia insistió en que el Sistema político está supeditado al  Funcionario y no al sistema.
- Eso no fue lo que dijo: El Presidente fue elegido para un período y eso es lo que se cumplirá.
- ¿Y donde está el presidente?
- Esta ausente, pero sigue siéndolo - mi amigo comenzó a alzar la voz, supongo que no se dio cuenta cuando comenzó alterarse. Esa furia del opinador espontáneo, del protagonista de un país que no existe - Chávez seguirá siendo el Presidente mientras esté vivo.


Suspiré. ¿Cuando nos convertimos en esto? ¿En un país idólatra y sin norte real de convivencia? En un cúmulo de opiniones que se suscriben sin sustancia, sin real sentido. ¿Quienes somos los Venezolanos actuales? ¿A donde vamos? ¿Que deseamos para esta circunstancia rodeada de ideas y temores que llamamos país?

Un poco más tarde, enciendo el televisor. Un grupo de venezolanos con camiseta roja aparece en pantalla, vociferando a gritos su "amor por la democracia". Están aglomerándose alrededor de Miraflores, el palacio de Gobierno de mi país. Todos levantan el puño y gritan. Un periodista anónimo entrevista a alguien entre la multitud y de nuevo, los mismos conceptos sin asidero, la insistencia en la personificación del país en un lider ausente. Y lo escucho, con miedo, con furia, con tristeza. ¿Donde están los Venezolanos que asumen a este país como herencia? ¿Como futuro? ¿Donde están los Venezolanos que creen que una Venezuela construida a cuatro manos es posible? Miro a la multitud vociferante, llena de furia. Me miro a mi misma, solitaria y cansada. ¿Quienes somos? ¿A donde nos dirigimos?

De pronto, ruido blanco. No hay nada que decir de un país sin voz, sin opinión. Solo linea partidista. E insisto en preguntarme, aunque sé que no hay respuesta, qué ocurrirá después, a donde vamos con esta identidad quebradiza de nación idolatra, de pendejos útiles, de descontento generalizado, de ejercito ciego, de irresponsables con poder de voto. ¿Cual es el futuro de esta Venezuela que empieza hoy?

No lo sé. Y esa incertidumbre, más que duda, es temor.


Así estamos.

#MacondoLifeStyle

1 comentarios:

TEPILTZINYUPANKI dijo...

Me gusta conocer un poco tu idea política y cómo ciertos códigos rigen tu parecer, te felicito por ello y gracias por permitir comente algo de lo que despiertan en mi tus líneas.

Aletean sus parpados cual si fuera yo su espejo
su voz en besos de auroras y click deteniendo instantes
el mundo a tu perfume bendita mujer
ternura, pasión, y locura exquisito placer

Nada es tan bueno ni tan malo, aún cuando la constitución puede y es interpretada según la conveniencia de los poderes de turno en todos los países del orbe, (tal vez ironía no agrade) espero tomes las consideraciones respectivas y mejor sonrías, pues tu alegría es necesaria y de una importancia vital para quienes tendemos a pensar que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen.

¡¿“América o Monolandia”?!

Lamentablemente para mi, para ti y muchos hermanos Venezuela es algo así como su capital y pasaran años antes que retome un rumbo más armónico y digno de una especie que para algunas cosas se dice superior, las razones son varias, tal vez la más importante sea que se percibe el Alma del pueblo Venezolano alterada, muy dividida, corrompida, algo así como tener el corazón partido; aunque tal tendencia no es exclusivo de uds., pues todo el continente se debate entre la injusta distribución del ingreso y la corrupción de los gobernantes o a lo menos su falta de visión a mediano y largo plazo, por ello las fuerzas colectivas opositoras en cada país; aunque con sus propias contiendas internas tienden a expresar su descontento hacia el gobierno supuestamente democrático de turno.

Que las buenas intenciones te acompañen siempre guíen tus pasos y logres desarrollar a traves del arte en completa libertad, tu visión para beneficio tuyo y de quienes admiramos las cosas bien hechas.

"El arte tiene de honestidad lo que la falsa religión tras un velo pretende manejar a su antojo" Maht

"Cuando el hombre en justa medida logre unir Mística y Filosofía, no caben dudas que la sociedad habrá dado un paso vital en su evolución." Maht

Publicar un comentario