sábado, 30 de julio de 2011

¿Soy fotografo Profesional?





Durante la última semana, he meditado mucho sobre un tema que me preocupa y creo que de alguna manera, me hace cuestionarme que estoy haciendo como amante de la imagen: ¿Que nos hace fotografos?. Tal vez se deba, que a medida que avanzo en mi educación fotográfica o conozco trabajos cada vez más elaborados, comienzo a mirar el propio con un ojo critico cada vez más duro y con toda probabilidad, educado. No obstante, la disyuntiva principal continua siendo, que elementos, conocimientos, o caracteristicas nos brinda la oportunidad de llamarnos fotografos, como profesionales y creadores de conceptos visuales. Una idea tan amplia como abstracta, y sobre todo debatida.

Todavía no encuentro la respuesta, aunque en ocasiones creo estar más cerca de ella que otras. No obstante, poco a poco he elaborando unas cuantas conclusiones sobre el tema que me han permitido profundizar sobre la idea y más aun, sobre esa expresión de fe y arte que llamamos fotografia. De manera que, si pudiera decir, que hace a un fotografo un profesional o mejor dicho, un respetuoso creador de imagen diría que:


1) Comprende - y conoce - el arte y la técnica de la fotografía como un todo: Creo que la fotografía es un arte complicado de definir. Se encuentra en un ligero equilibrio entre la expresión artistica y la precisión tecnologica. De manera que un fotografo conoce tanto los aspectos estéticos que hacen hermosa una imagen - reglas compositivas de color y de forma, estructuras visuales coherentes, combinaciones tonales y cromaticas - sino también ese lado técnico imprescindible - el funcionamiento de su cámara, la manera de obtener de ella el mayor rendimiento - hasta lograr un consiste concepto visual. Un fotografo que se precie de serlo, podrá valerse tanto de la técnica como de la estética para expresar conceptos, para crear ideas, para elevar al rango de simbolos ideas estéticas concretas.

2) Ha sido un buen asistente: Un buen fotografo, probablemente durante mucho tiempo fue un buen asistente. Es muy probable que muchas de las técnicas que haya aprendido se deba a esa comunicación fructifera y la mayoría de las veces beneficiosa que nace de un fotografo y quien le facilita esa ardua tarea de captar una imagen memorable. Porque un asistente aprende del ejemplo lecciones que probablemente nunca encontrará en otro lugar y que solo son parte de la experiencia cotidiana: la manera correcta de interactuar con modelos y retratados, pequeños trucos de iluminación de maneras sencillas, la manera como nace el estilo fotografico a través de pequeñas decisiones artisticas. Un asistente se nutre de su trabajo y es del todo seguro, que en el futuro, su trabajo fotografico se vea enriquecido por el conocimiento adquirido durante los meses en que miró desde esta interesante perspectiva, el mundo del fotografo.

3) Un fotografo está obsesionado con luz: y la manera de encontrar soluciones creativas a problemas de iluminación. Y me refiero especificamente que para un fotografo que se precie de serlo, la luz es una manera de expresión y no un problema a resolver. Un fotografo además, comprenderá, utilizará y tendrá solidos conocimientos sobre equipo y herramientas de iluminación, que le permiten de una y otra manera, componer y estructurar sus esquemas visuales de manera idónea.

4) Un fotografo se encuentra en constante aprendizaje: Un fotografo profesional nunca deja de ser un estudiante. Como técnica y como arte, la fotografía se encuentra en constante evolución, de manera tal que siempre habrá aspectos nuevos que aprender y ejecutar. Un fotografo se encuentra en un constante e inteligente crecimiento y nunca se considerará experto en materia alguna, por la simple razón que es muy probable que los conocimientos que posea en un determinado momento, sean insuficientes o un poco obsoletos poco después.

5) Un fotografo sabe el valor de una buena optica...y la utiliza: La diferencia entre una bella fotografia y otra con problemas básicos puede deberse en muchas ocasiones a la utilización de la óptica correcta. Un fotografo conoce no solo la manera de obtener el mayor provecho de la disponible, sino además conoce la utilidad de cada lente y como puede ayudarle a lograr una toma óptima. Es bastante probable que un buen fotografo decida siempre por un buen lente antes que por cualquier otra herramienta y equipo fotografico. 

6) Un fotografo lee, se educa y conoce sobre la historia de la fotografía: me ha sorprendido constatar que la gran mayoría de los fotografos que conozco - y admiro - son grandes lectores y coleccionistas de libros de fotografia. Y no me refiero unicamente a técnicas, sino además una amplia bibliografia sobre historia, conceptos, perspectivas sobre el arte fotografico. Conocer el origen y sobre todo la evolución de un arte en constante desarrollo te ayudará no solo a comprenderlo sino a respetarlo. 

7) Un fotografo cuida y resguarda su equipo: Parecerá absurdo e incluso obvio, pero he constatado el enorme cuidado que ponen los fotografos porofesionales sobre su equipo. Esta idea incluye limpieza, organización, el método para su utilización e incluso, elementos tan simples como saber donde guardarlo o mantenerlo en perfecto estado. La integridad del equipo fotográfico es básico para el resultado idóneo de la fotografia a realizar. 

8) Un Fotografo es ordenado y comprende que el orden le permitirá realizar un trabajo más eficaz, rapido y pulcro: Un buen fotografo sabe que antes de comenzar cualquier trabajo fotográfico, deberá asegurarse que su equipo se encuentra en perfecto estado y cada elemento perfectamente utilizable para obtener el mejor resultado posible. 

9) Un Fotografo respeta a sus modelos, clientes, asistentes: algo que me ha sorprendido y me ha llenado de admiración por los fotografos que conozco es su amabilidad y educación. Un buen fotografo siempre será amable, gentil y educado con el modelo o cliente, con sus asistentes y cualquier integrante del equipo que le ayuda a lograr un trabajo idoneo. Un fotografo profesional siempre sabrá que la amabilidad le permitirá no solo obtener un ambiente de trabajo agradable sino además, que los integrantes de su grupo de trabajo tengan la mejor disposición posible al momento de ayudar a llevar a cabo su visión artistica.

10) Un fotografo sabe el valor de su trabajo: y también exige respeto. Un buen fotografo sabe que sus fotografias son el mejor valuarte de su desempeño en el tiempo y además, expresión profesional, de manera que intenta sea valorado, apreciado en la medida justa. Un buen fotografo sabe además la manera de comercializar, mostrar su trabajo y siempre cuidará de él con la atención que necesita una expresión visual cuidada y valiosa.

A la luz de todo lo anteriormente expuesto, la siguiente pregunta lógica a formularse es ¿Me considero fotografa? Probablemente he aprendido  durante estos años lo suficiente para comprender el oficio de una manera mucho más clara, pero sigo sin sentirme preparada como llamarme profesional de la fotografia. ¿Apasionada por la imagen? Durante toda mi vida lo he sido. ¿Fotografa? Esa es otra historia.

11 comentarios:

Leyenda dijo...

Excelente análisis y reflexión.

Erik dijo...

Algunos fotógrafos tienden a hacerse esta pregunta. Lo cual es muy curioso, yo nuca he escuchado decirle a un artista que él es un artista profesional ni a un poeta que es un poeta profesional. Por otra parte, si uno hace “fotografía de autor” es muy difícil que viva de ello y, sin embargo, no es menos fotógrafo que un fotógrafo de bodas o un fotógrafo comercial.

Miss B dijo...

Gracias Leyenda!

Erik, creo que el caso del artista plastico y el poeta, son ligeramente distintos al profesional de la fotografia. Porque aunque capturar la imagen requiere una gran parte de pasión, creatividad y pasión por lo que haces, no es menos cierto que para hacerlo de la manera idonea, es necesario conocer las herramientas, equipos, técnicas, para que el resultado se parezca lo más posible a lo que vive en tu imaginación.

Tienes razón con respecto a lo que mencionas sobre la fotografía de autor: mi trabajo se basa en retratos y autorretratos y por supuesto no estoy ganando dinero por este mecanismo de instrospección visual. No obstante, me educo como fotografo porque deseo que el resultado de mi fotografía sea lo más limpio y hermoso que pueda obtener.

Por cierto que, volviendo al tema del poeta y el artista profesional, aunque el mismo termino resulta una groseria, sin duda también debes educar el innato talento que te permite escribir. Hablamos de mejorar lo que eres, y llamarte con toda propiedad poeta o artista, respetar esa expresión de fe que es toda obra de arte.

Un saludo, gracias por pasar y comentar!

ruidoblanco dijo...

y los que se promocionan en facebook diciendo que hacen "seccion de fotos" que son?

Miss B dijo...

Son gente que deberia ser golpeada por un Sicario con anilletes de metal en los nudillos!

Hector Rodriguez dijo...

Muy buena reflexión Aglaia... Me gusta tu manera de pensar.

De verdad es una pregunta que me hago todos los días... y todavía me considero un bebe en este mundo fotográfico.

Mairelys de Martinez dijo...

Nadie puede enseñarte a respirar, por eso no creo mucho en la formación académica para esta clase de labores. Con esto se nace, no se hace. Comprender los conceptos es valido pues ciertos trabajos ofrecen esos retos y hay que enfrentarlos con conocimiento de causa, pero tanta educación la vuelve un oficio tan soso como la Abogacía.

Miss B dijo...

Si Hector, justamente es la conclusión que he llegado desde hace unas cuantas semanas y me encanta, porque eso quiere decir, que voy a mejorar y aprender mucho en el futuro.

Mairelys, nadie puede enseñarte a respirar es cierto, pero aprender lo básico es el sustento donde se sostendrá tu talento. Lo que creo hace una fotografia hermosa es tu capacidad de tomar la tecnologia o la técnica y usarla a tu favor para crear algo extraordinario. Eso es imprescindible, porque cada maestro fotografico lo ha dejado claro: la pasión en la fotografia es un lenguaje y la técnica, lo que te permite expresarlo.

Por cierto, soy abogado y debo decir, que aun no he encontrado el menor parecido de la técnica y aprendizaje de la fotografia con mi felizmente abandonada ( colgué el titulo por la fotografía ) profesión ajajajaa

Besos!

patricio calut dijo...

Es simple, si tenemos en mente una idea que queremos plasmar en una imagen pero, no tenemos los conocimientos técnicos como para poder plasmarla... ¿de que sirvió esa idea?
Del mismo modo, si tenemos los conocimientos técnicos como para plasmar cualquier idea pero, no tenemos esa idea... ¿de que sirvió la técnica? Hay una sola respuesta, van inevitablemente de la mano. Saludos!

Eliesser Fuentes dijo...

Excelente su analisis colega! por cierto, no colega del derecho propiamente.... un abrazo

Miss B dijo...

Patricio, creo que mejor resumida la idea imposible. No solo resume sino que además, crea un sentido de la fotografía profesional, no una idea abstracta más orientada a un Hobbie. Gracias por leer y comentar!

jajaj Me alegro que te gustara Eliesser, Gracias por leer y comentar :D!

Publicar un comentario