viernes, 13 de marzo de 2015

Proyecto "Un género cada mes" Marzo - Erotica: "Cruel Zelanda" de Jacques Serguine.








Para la literatura, un escritor anónimo siempre será una combinación entre misterio, provocación y algo más turbio, a mitad de camino entre lo que se sugiere y lo que se desea mostrar. Porque el anonimato, esa ausencia de identidad y de motivos, da para todo. Y sobre todo, parece abarcarlo todo. Desde la idea de la personalidad del escritor - que suele terminar confundida con el poder de su obra - hasta algo más sutil, esa opinión y prejuicio que todo lector se crea a través del individuo que se esconde detrás de las palabras. Pero el anonimato, como recurso, no sólo destruye la idea de analizar la escritura a través de la personalidad de su autor, de intentar comprenderlo a través de una serie de ideas que se entrecruzan entre sí sino que además, desnuda la obra en lo esencial. Porque una obra sin padre, que se sostiene por si sola, parece mostrar la idea originaria de la literatura en estado puro: de lo que se asume como real y lo que se plantea como ficticio. En medio de ambas cosas, se construye algo mucho más profundo e inquietante. La obra que nace por derecho propio, sin ningún otro planteamiento como no sea el de contar una historia.

De manera que quizas, esta ausencia de vanidad autoral, esta perdida de ese necesario fragmento de información que brinda la autoria, sea el disfraz favorito del escándalo. Lo ha sido desde los albores de la humanidad - maravillosos textos anónimos que escondían verdades destructoras, concluyentes - e incluso en el mundo contemporáneo, donde el improbable anonimato intenta proteger la información o al menos, brindar al autor que se esconde detrás de la palabra un nuevo panorama de actuación. Un margen de maniobra lo suficientemente amplio para construir sin pensar en los límites, en los temores y prejuicios. Así que no es de extrañar, que el erotismo - ese género literario considerado tan peligroso por tanto tiempo - haya encontrado en el anonimato su mejor forma de expresión, la forma ideal de difundir el escándalo y la provocación sin atenerse - ni obedecer - las reglas habituales que podrían castigarlo. Porque el erotismo, lo sexual y sobre todo, la ruptura de lo que consideramos moralmente aceptable, siempre han sido líneas peligrosas dentro de cualquier sociedad y cruzarlas un riesgo para cualquier autor que intente asumirlo.

Quizás por ese motivo, "Cruel Zelanda"  sea considerado con frecuencia uno de los libros más desconcertantes de la literatura erótica reciente. No sólo porque el anonimato de su autor permite construir todo tipo de hipótesis sobre las motivaciones que tuvo al escribirlo o la idea general que sostiene la historia, sino porque además se trata de una narración poderosa, vitalista y sobre todo descarnada sobre el sexo y más allá, las inhibiciones y los prejuicios. Una mirada honesta, cruda, sobre los límites morales de lo que consideramos el sexo y más allá de eso, una reconstrucción esencial sobre la manera como lo erótico se percibe, se asume y se interpreta como elemento cultural.

Publicada por el editor francés Jean- Jacques Pauvert en el año 1978, la novela "Cruel Zelanda" se presenta así misma como un misterio literario que hasta ahora, nadie ha podido resolver.  No sólo se trata de una narración atípica por su sencillez y sobre todo, su durísimo planteamiento - la moral restrictiva y el sexo que libera - sino además, el hecho que sea planteada desde la perspectiva de una mujer víctima. O al menos, esa es la presunción de origen de la novela, pero que muy pronto, parece convertirse en otra cosa, en un análisis rudimentario sobre lo que hace erótico al ser humano y la sociedad que lo reprime. Porque "Cruel Zelanda" no es sólo una novela sobre el sexo, sino también, sobre las implicaciones culturales de la sexualidad, sobre el poder del placer y la libertad que brinda lo carnal. Todo una nueva reinvención desde el punto de vista erótico de lo que se plantea como el "buen salvaje" y también, la percepción del sexo - crudo, sin matices, una aventura de los sentidos - como búsqueda de identidad y de individualidad. Un planteamiento profundamente novedoso, a pesar de que ya  D. H. Lawrence lo había analizado de manera suficiente en su novela "El amante de Lady Chatterley", publicada unos años antes.

Pero, donde Lawrence insiste en recrear la sexualidad como una búsqueda interior y un tránsito de lo convencional a esa completa expiación de la culpa moral a través de lo erótico, el anónimo autor de "Cruel Zelanda" plantea algo por completo nuevo: una visión de sexo no sólo como un mecanismo de comprensión sobre los límites de la libertad personal, sino de las restricciones culturales que se asumen como parte de la personalidad social. Para el autor, no se trata de asumir la sexualidad como una búsqueda que reconstruya la percepción sobre su propio cuerpo y su capacidad erótica, sino algo más profundo y abstracto. Una mirada a los temores, a las ideas, a lo que consideramos aceptable y lo que asumimos como tentador. Y es que "Cruel Zelanda" no sólo pondera sobre el erotismo que libera - un tema que el Marques de Sade ponderó con enorme inteligencia - sino de la crítica hacia la ética que restringe y lo social que aplasta bajo un yugo formal insoportable. De nuevo, la metáfora del buen salvaje construye un reflejo de lo que se aspira, de la naturaleza que redime y sobre todo, de la inocencia de lo crudo y visceral como último límite entre lo consideramos racional y admisible.

La novela causó un inmediato revuelo, aunque jamás fue un éxito de ventas, quizás porque se le consideró de inmediato como una rareza literaria, lo que la relegó a ese espacio inmediato de las obras sin mayor valor que la curiosidad que inspira. No obstante, se trata de una obra profundamente filosófica, que pondera con enorme sensibilidad sobre el erotismo femenino, la forma como la tradición histórica delimitó sus aspiraciones y límites y lo que resulta asombroso en una obra de su época: la necesidad de la mujer de concebirse como una criatura sexual.

El argumento es sencillo y sin embargo, se desarrolla con una inteligente capacidad para asombrar: La esposa de un oficial Inglés del siglo XIX - sujeta y reflejo de todos los estereotipos y convenciones de la Inglaterra Victoriana - es secuestra por una tribu salvaje de Nueva Zelanda. Obligada a vivir en una cultura que celebra la sexualidad y que le somete a toda una serie de ritos sexuales - que el autor transforma en una búsqueda de placer femenino - la historia parece avanzar hacia un replanteamiento sobre la sexualidad y la identidad femenina. Porque no se trata sólo de una reflexión sobre lo que se considera admisible como parte del placer carnal sino los límites que lo hacen comprensible para la cultura que cierra puertas y fronteras en favor de la moral establecida. Quizás por esa razón, la narración de la novela no es una descripción de los horrores y temores de la victima, sino más allá, una reflexión sobre el poder del sexo, del placer carnal como vehículo de expiación - individualidad - y por último un reflejo de la necesidad de asimilar lo sexual como irreprimible y esencial. Paulatinamente el personaje se descubre así mismo - se mira desde el sexo y para el sexo - y lo hace con una lucidez casi sencilla, nacida de la experiencia y la experimentación, de la necesidad de asumir la idea del placer como parte de una atávica comprensión sobre si mismo.

En un giro argumental considerado por muchos críticos de una enorme sutileza y punto esencial de la narración, la protagonista regresa a la Londres que abandonó, en medio de temores y desasosiegos, transformada en una mujer insanciable, en un espíritu salvaje y enfurecido que se niega a aceptar los límites y que de hecho, los repudia. Una y vez, el personaje se cuestiona así mismo, se atreve a reprocharse los largos años de sumisión y de castigo moral inaudito. Es entonces cuando la novela se transforma en algo más refinado y existencialista, en un cuestionamiento claro a la normalidad y lo que consideramos moralidad. Una vuelta de tuerca asombrosamente efectiva sobre lo que se asume inevitable y aún más, se analiza como parte de nuestra idea esencial sobre la sociedad.

Por casi dos décadas, se creyó que el autor de "Cruel Zelanda" debía ser una mujer, por su sensibilidad y precisión para describir el universo femenino, los sinsabores y la rudimentaria comprensión de la historia masculina sobre el misterio de la mujer. Finalmente y en un giro casi teatral de una historia casi desconcertante, el autor  Jacques Serguine reconoció su autoría. Un hombre desconocido, apadrinado por el autor Jean Paulhan, quien por años fue su mecenas literarios y publicó buena parte de su obra. Un apostata literario que insistió desde su primera novela  - "Le fils de rois" aparecida en 1959 y censurada por atentar contra "las buenas costumbres"  -  en su capacidad para el escándalo y para provocación. La revelación sorprendió y pareció añadir sustancia al debate y al viejo misterio sobre un libro que continúa desconcertando,  por su mirada abrasiva sobre lo que la mujer puede ser y lo que implica su concepción sobre lo sexual. No obstante, tal vez sea la pieza adecuada para completar el precario equilibrio entre una obra considerada escandalosa y su autor, marginado por su insistencia en enfrentarse a la moral provinciana. Entre uno y otro, la visión es elemental y directa: la naturaleza humana no se doblega y se asume como una primitiva rebeldía.

¿Quieres leer el libro "Cruel Zelanda" de  Jacques Serguine en su formato PDF? Déjame tu dirección correo electrónico en los comentarios y te lo envío.



95 comentarios:

Karina Rincon dijo...

Bruja yo quiero. kyruma2@gmail.com

Australis sp. dijo...

Slek31@gmail.com - Gracias!

Joyce dijo...

Me interesa. Este es mi correo: fierecillla@gmail.com (con 3 "L")

Rita De Barros dijo...

Muchas gracias por estos obsequios.
Mi correo: rita.debarros@gmail.com

Veronika Brkich dijo...

Hola Agla! Aquí mi correo: veronabrkich@gmail.com

También me gustarían los de Virginia Woolf que tanto me ha costado conseguir, en el artículo de tu blog coloque el correo en un comentario pero no me llego nada u,u

ATG dijo...

Gracias por la recomendación. Mi correo es ango1988ever@yahoo.com

Rita De Barros dijo...

¡Hola! muchas gracias, mi correo es rita.debarros@gmail.com

elle pacheco dijo...

alexacotonew@hotmail.com gracias

Pikachu negro dijo...

graveler12@hotmail.com te lo agradezco mucho

Edison Andres Giraldo Duque dijo...

anta5@msn.com

tokio hotel dijo...

nniki16@hotmail.com
gracias :)

martha dijo...

marta.020989@gmail.com

Ben dijo...

Hola, me lo podrías enviar a benbarrera@hotmail.com ? Gracias

nosferatu dijo...

kerberosakura@gmail.com

Julia olascoaga dijo...

Julia_jazmin99@hotmail.com
gracias

Julia olascoaga dijo...

Julia_jazmin99@hotmail.con gracias

Aurora Zorzut dijo...

Hola soy Aurora mi correo es zorzutaurora16@gmail.com por el libro "Cruel Zelanda" de Jacques Seguine.

Aurora Zorzut dijo...

Hola soy Aurora mi correo es zorzutaurora16@gmail.com por el libro "Cruel Zelanda" de Jacques Seguine.

Aurora Zorzut dijo...

Hola soy Aurora mi correo es zorzutaurora16@gmail.com por el libro "Cruel Zelanda" de Jacques Seguine.

Aurora Zorzut dijo...

Hola mi correo electrónico es zorzutaurora16@gmail.com y deseo leer el libro "Cruel Zelanda" de Jacques Serguine

Aurora Zorzut dijo...

Mi correo es zorzutaurora16@gmail.com

Karla Melinna Castillon Márquez dijo...

Podrías enviarme cruel zelanda de Jacques Serguine, por favor, mi correo es persefone94@hotmail.com

gilmarys gisselle dijo...

Gracias por compartir la lectura.

DRSKULL dijo...

Gracias, aunque marzo quedo atrás, siempre hay lugar y tiempo para la lectura erótica, me podrías facilitar una copia de este libro en formato pdf.

Hakiko dijo...

me encantaria leer esta obra
mi mail es: normabmontero@outlook.com
muchas gracias

Carmen Rosa Gómez Sánchez dijo...

Mi correo es gomezsanchezcarmenrosa@gmail.com quiero el libro Cruel Zelanda

adrian olmedo dijo...

hola, mi correo es olmedo_1995@hotmail.com espero me lo puedas enviar, gracias

Juanjo Gutierrez dijo...

Me lo han recomendado encarecidamente!! Espero que merezca la pena!!

Yeimi Salazar dijo...

Hola podrias enviarme cruel zelanda por favor, a mi correo syeimi.1986@gmail.com

gracias

Mónica dijo...

Gracias monika_ffdez@yahoo.es

Sergio Rodríguez dijo...

Hola, me podria envíar el libro de Cruel Zelanda de Jacques Serguine, por favor, mi correo es chechecos@gmail.com

Jorge De Ovando O. dijo...

Gracias por el aporte!

Jackie N dijo...

Yo por favor.
Dani.fnv@hotmail.com

juliana mariño dijo...

es fantástico este libro te pido que me lo envíes gracias . Mi correo es yerlyju1312@gmail.com

catherin sarai dijo...

Hola
Podrías enviármelo?
catheringaviria@gmail.com
Gracias

Jocksan Valerdi Freyre dijo...

porfavor, gracias
jockuriko@gmail.com

Jocksan Valerdi Freyre dijo...

porfavor, gracias
jockuriko@gmail.com

VALERIA DIAZ dijo...

Yo lo quiero, por favor podrías mandarme el archivo "trini2386@gmail.com"

VALERIA DIAZ dijo...

No se sí ya comenté o no Jaja pero yo quiero el PDF de este libro, por favor!!!! trini2386@gmail.com

giselle cabrera dijo...

l.o.v.e.story@hotmail.es

giselle cabrera dijo...

giselle cabrera38@gmail.com

giselle cabrera dijo...

l.o.v.e.story@hotmail.es

giselle cabrera dijo...

l.o.v.e.story@hotmail.es

JUAN RAMON CAMPOS dijo...

quiero cruel zelanda eceverino@uolsinectis.com.ar

JUAN RAMON CAMPOS dijo...

quiero CRUEL ZELANDA juanramoncampos12@gmail.com

Majo Hernández dijo...

mariajose.hernandez.gordillo@gmail.com

Guadalupe Lopez dijo...

Yo lo quiero mi correo es valeriaguada2009@hotmail.com de antemano gracias. ¡Gran blog este!

Lorena C. Aguilar dijo...

me puede enviar el libro por fa loren2312@live.com

ruth esther dijo...

Hola me interesa el libro mi correo es ruthesther.delacruz@gmail.com

Sasha Amores dijo...

Hola soy Enrique de la Rosa mi correo edlr60.@yahoo.com gracias si lo quiero
Y si es una gran obra felicidades

Sasha Amores dijo...

Hola si lo quiero es una gran obra mi correo edlr60@yahoo.com muchas gracias

Sasha Amores dijo...

Hola soy Enrique de la Rosa mi correo edlr60.@yahoo.com gracias si lo quiero
Y si es una gran obra felicidades

Luis Mora dijo...

Por favor envieme el enlace a lmora@terra.com. Gracias.

raul cadena dijo...

quechou@gmail.com

raul cadena dijo...

quechou@gmail.com

Karma x dijo...

Te lo agradecería enormemente si me lo enviases a mi correo:
fxck.theborderline@outlook.com

Josue Granados dijo...

por favor bagabundo_15@hotmail.com

Josue Granados dijo...

yo lo kiero bagabundo_15@hotmail.com Gracias!!

Beatriz Macias dijo...

HOLA MUCHISIMAS GRACIAS POR TU APORTE terra.animale@gmail.com

Ana Mari García Sánchez dijo...

Iramana_22@hotmail.com

Gracias!

Alexandra Ayala Quintero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juany Alvarez dijo...

Hola podrias enviamelo por favor mi correo es juanialvarez@live.com gracias.

Jeremy Alfaro dijo...

Jeremyalfaro2013@gmail.com.
de antemano muchas gracias

Maribel Gabot dijo...

hola, por favor si puede enviármelo a mi correo: yudiutate@hotmail.com
Gracias...

Maribel Gabot dijo...

yudiutate@hotmail.com
si pudiera enviármelo..... gracias..

Nati Lopez dijo...

Me encantaría leerlo. Mi correo es natlopher@hotmail.com
Gracias

Nati Lopez dijo...

Me encantaría leerlo, natlopher@hotmail.com

Muchas gracias

Nati Lopez dijo...

Me encantaría leerlo. Mi correo es natlopher@hotmail.com
Gracias

Idelisse Vazquez dijo...

idelisse198592@gmail.com

Idelisse Vazquez dijo...

quiero leerlo idelisse198592@gmail.com

María Colón dijo...

mariacolon613@gmail.com

katherine Salvatore dijo...

yo quiero leerlo... mi correo es catalina.ferrada.fuentealba@gmail.coom

Julio Adán Carnero Portugal dijo...

me gustaria disfrutar de la lectura de dicho obra moi correo es dragondacs@hotmal.com

Lorena Nahir Corbalán Ratier dijo...

Lonacora8@gmail.com

Veraluz dijo...

me gustaria leerlo

Veraluz dijo...

me encantaria acceder a este libro

Veraluz dijo...

me gusta mucho leer , si me pueden enviar el link de cruel zelanda

gracias

Clan M.A.G.P dijo...

por favor me encantaria leer el libro me lo puedes enviar a mi correo por fis es acostalisset24@gmail.com y gracias de antemano

Uraajann dijo...

Me gustaría leer lo mi correo es uraajann@live.com.mx gracias

Uraajann dijo...

Porfisss lo quiero mi correo es uraajann@live.com.mx gracias

Uraajann dijo...

Porfisss lo quiero mi correo es uraajann@live.com.mx gracias

Uraajann dijo...

Me gustaría leer lo mi correo es uraajann@live.com.mx gracias

Unknown dijo...

Lo quiero a.s.cristinarosales@gmail.com

felipe peña dijo...

me gustaria leerlo felipemediafire@gmail.com

Unknown dijo...

cris_comando@hotmail.com por favor enviamelo muero por leer este libro

Cristian valencia dijo...

cris_comando@hotmail.com por favor enviamelo muero por leerlo

Cristian valencia dijo...

cris_comando@hotmail.com por favor enviamelo muero por leer este libro

Elizabeth Rivas dijo...

hola este es mi correo elizabethrbermudez@gmail.com

Elizabeth Rivas dijo...

hola este es mi correo elizabethrbermudez@gmail.com

Unknown dijo...

Me gustaria leerlo, mi e-mail es danizole@hotmail.com

Ligia alvarez robles de garcia dijo...

hola este es mi correo edualig09@gmail.com

Unknown dijo...

Este es mi correo gracias por enviar el pdf del libro osswin-97@hotmail.com

Mine Salazar dijo...

Minne3033gmail.com porfavor

El cuervo dijo...

Hola buenos días, te dejo mi correo: mil2325@hotmail.com, muchas gracias por el envío.

El cuervo dijo...

Hola buenos días, te dejo mi correo: mil2325@hotmail.com, muchas gracias por el envío.

Publicar un comentario