viernes, 18 de octubre de 2013

Proyecto un libro cada viernes: 4 Poetas malditos ( Pizarnik, Rimbaud, Bukowski, Belli )





Una vez leí que la poesía era el lenguaje de los Dioses. Un perfecto equilibrio entre la pureza de la palabra y la sensibilidad del espíritu humano. Un hermoso pensamiento no del todo cierto, porque aunque la poesía parecer ser un vehículo idóneo para expresar lo bello y lo conmovedor del mundo, también lo es esa otra dimensión de la naturaleza humana, esa región en sombras donde habita el dolor, la angustia e incluso el odio. Porque la poesía, tal vez en su capacidad para construir ideas luminosas, para traducir el fuego de Dioses en palabras, también es capaz de expresar esa oscuridad latente que habita en la mente del hombre, que palpita en ese páramo infinito que llamamos con tanta ingenuidad sensibilidad.

De manera que sí, la poesía es arte por el arte, es belleza que se expresa en una idea sublime, la palabra sagrada. Pero a la vez, es también ese poder de lo turbulento, la furia de Dioses que se expresa en voces intimas, en esa necesidad de crear y a la vez destruir nuestra visión del mundo, de lo que somos y quienes seremos. Por ese motivo, decidí recopilar cuatro voces del mundo de la poesía que crearon una manera de comprender el mundo de las palabras totalmente nuevo, una visión extraordinaria del dolor, el temor y esa fragilidad de la naturaleza humana. La obra de cuatro visionarios que quizás, construyeron a través de su desazón existencial algo mucho más sublime que la simple expresión del sufrimiento que padecían: una nueva forma de belleza.

La voz de los Dioses diminutos, en su palabra y dolor.

* Alejandra Pizanik - La extracción piedra de la locura: 

En la Edad Media, se creía que la locura era la consecuencia del crecimiento de protuberancias o tumores que sobresalían de la frente: dos cuernos retorcidos, quizás, que expresaban el infierno interior del desvarío. Fue un tema recurrente en la literatura de la época, así como para inspiración de artistas que intentaron comprender la locura a través de esa inquietante imagen. No resulta casual por tanto, que pintores como El Bosco, Van Hemesen y Bruegel se inspiran en la extraña metáfora para mirar la locura desde los pinceles, intentando comprender esa oscuridad meridiana de la mente del hombre a través de ella.

Quizás por ese motivo, Alejandra Pizarnik también soñó con la Piedra de la Locura para construir una imagen de su dolor.  Niña eterna de infancia asesinada, como se llamó a si misma muchas veces, Pizarnik comprendió la poesía como un arma para abrirse paso a través de los velos interminables de su propia angustia existencial. Toda su obra canta sobre la desgarradura, la perdida del paraíso de la Inocencia y más allá, esa visión de la locura como solaz, como perdida de todo sentido más allá del de mirar un reflejo deformado de si misma. Y es que el dolor de la poeta, se manifiesta en esa furia radiante, en esa insoslayable necesidad de construir su propia voz a través de una herida espiritual siempre abierta. Para Pizarnik la palabra no es solaz ni es consuelo: es sangre derramada sobre las letras.

Sin duda y probablemente por esa razón  "La extracción de la Piedra de la locura" es su obra emblemática:  simbólica, existencialista, inquietante es la esencia de su inquietante y extraordinaria visión de la poesía. Y es que la locura no se muestra con facilidad, no se prodiga en símbolos y Pizarnik supo entenderlo muy bien. La palabra como visión del yo que se oculta, que palpita y se perpetua, y también se destroza, se abre en dos vertientes sin nombre que nunca llegan a confluir. Una idea casi destructora, pero a la vez, perfectamente comprensible para una autora que durante casi toda su vida, bordeó los limites de la angustia espiritual y se nutrió de ella para crear.

La palabra como la puerta que transita la locura, o mejor aún, la identidad del creador como una manera de mirar el simple sufrimiento primordial.


* Arthur Rimbaud - Iluminaciones:

De Artur Rimbaud se ha dicho mucho. Se podría decir que su leyenda lo precede: desde precoz y extraordinario talento, demonio perverso, símbolo de la rebelión de los sentidos, hasta destructor de su propio mito, su obra  se confunde con frecuencia con esa personalidad perturbadora que es parte de la historia inquietante del autor. Aún así, continúa siendo su extraordinaria visión de la palabra, su maravillosa necesidad de mirar el mundo en "el completo desorden de los sentidos" , como insistió antas veces, lo que sobrevive sobre el escándalo, sobre el fuego fatuo de la polémica. Y es que Rimbaud destruyó su mito, su visión y su historia, pero no pudo - o no supo como - destrozar su propia trascendencia.

Y es "Iluminaciones" donde ese talento perverso se hace más evidente. La obra fue escrita durante su tumultuosa estadía en Londres junto al poeta Verlaine y muy probablemente refleja el fuego de la necesidad insatisfecha, el dolor de la fractura del templo sagrado de su mente, su tumultuosa caída a los infiernos. Porque para Rimbaud, la poesía no expresa, no construye, no canta elogios a la existencia humana. La poesía es la existencia humana propiamente dicha, y es esa ambivalencia, ese deambular entre los páramos de la locura, la angustia de la frustración de una existencia rota y su propia necesidad de encontrar un sentido en el medio del caos interior. Para Rimbaud, la poesía brota ya no como consuelo, sino como estigma, como una evasión definitiva de toda historia humana y tal vez, de toda expresión genuina del poder de crear de la literatura.


* Charles Bukowski - Antología:

Charles Bukowski es la antítesis del poeta romántico y no hay mejor forma de describirlo que como héroe de su propio dolor. Alcohólico, misógino, a menudo soez es quizás la imagen más fidedigna del llamado "escritor maldito". Alemán de nacimiento y ciudadano del mundo por obsesión, la relación de Bukowski con la literatura siempre fue ambigua y transgresora. Porque su poesía no es solo una muestra de la expresión del yo, sino una furiosa idea del tiempo, la realidad y la tragedia humana. Y es que con el poeta, nada es sencillo: todo lo que se le relaciona parece estar envuelto en el fino velo del caos, el desastre y la provocación. Una idea que quizás fomentó con toda intención pero que sin duda tiene mucha más relación con su inocultable y dolorosa visión de la realidad.

Bukowski fue asociado durante mucho tiempo con la generación Beat, tal vez debido a sus similitudes de estilo y forma creativa. No obstante, la escritura de Bukowski tiene poco que ver con corriente literaria alguna y si mucho con la atmósfera malsana y casi grotesca en que transcurrió la mayor parte de su vida. Tuvo una infancia difícil, padeció los embates de adicciones y un tipo de dolor intelectual difícilmente comprensible. Fue una victima trágica de su propia cólera,. Y en el trayecto de esta espiral de locura y destrucción de su propia identidad, el autor nunca dejó de crear sus propios demonios con la única arma que siempre empuñó con mayor libertad: la palabra: Escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. Se creó asi mismo, como mito y como pequeña celebridad del desastre y muy probablemente, como símbolo de su propio dolor.

* Gioconda Belli - El infinito en la Palma de la mano: 

A Gioconda Belli se le llama revolucionaria, contestaria, transgresora. Y lo es: porque más allá de la calidad innegable de sus poemas, Belli logró lo que pocos poetas pueden vanagloriarse, reformar la visión de la palabra a través de su visión creadora. Y es que para Belli la poesía no solo un válido vehículo de expresión, sino un arma, una herramienta, una declaración de intenciones y principios. La poesía como expresión de la idea profunda y destructora, de la convicción, de las obsesión, de la más compleja visión del mundo.

La obra de Belli es una extraña mezcla de expresiones de la realidad que le tocó vivir: desde sus convicciones políticas, hasta su necesidad de comprender su propia sexualidad más allá de los rígidos cánones de su época. Por ese motivo, cada uno de sus poemas y novelas, es una curiosa combinación de ideas en apariencia dispares pero que la autora construye para crear una expresión muy amplia de la realidad: Esa necesidad de traducir en luces y sombras  lo erótico y esa urgencia de la transformación revolucionaria, de romper todo canon e idea concreta y evidente. Una inquietante y extraordinaria síntesis entre sensual y lo político, lo mítico y esa interpretación de la poesía como deseo de profunda contradicción.


¿Donde puedes comprar el poemario "La extracción de la piedra de la locura" de Alejandra Pizarnik?

El libro se encuentra a la venta - en una preciosa edición de bolsillo - en la red de librerias "TecniCiencias" a un costo de 230 bs.

¿Donde puedes comprar el poemario "Iluminaciones" de Arthur Rimbaud? 

El libro está a la venta en la mayoría de las librerias de Caracas. En la Libreria "El Buscón" del Centro Comerial Trasnocho de las Mercedes, está a la venta una bella edición de bolsillo a un precio de 300 bs.

¿Donde puedes comprar la antología de Charles Bukowski?

Lamentablemente, no lo he visto en ninguna librería de Caracas.

¿Donde puedes comprar "El Infinito en la palma de la mano" de Gioconda Belli?

Lamentablemente, nunca lo he visto en ninguna librería de Caracas.

Como siempre, si deseas leer cualquiera de los libros que incluyo en el artículo en formato digital, déjame tu dirección de correo electrónico en los comentarios y te los envío.


4 comentarios:

Paola Otero dijo...

Buen día! Quisiera, si es posible, los libros del proyecto. Se que antes estaba un link de dropbox, pero no lo encuentro más. Mi correo es paleoter010@gmail.com

Carola dijo...

Por favor enviame el lbro de Gioconda Belli, muero por leer su poesía ya que sólo he leído sus novelas.
Mi correo es carolina.suniaga@gmail.com
Gracias

Rafael González Escalona dijo...

Los quiero todos!! Todos!!!

rafauniversidad@gmail.com

Lucia D dijo...

Los quiero todos, por fa! yrenelu90@hotmail.com

Publicar un comentario