jueves, 29 de agosto de 2013

Proyecto "En los ojos de Otro" con Julio Cesar Calderón Diaz @jccalderond






A Julio Calderón le conozco por tropezarnos constantemente - y  casi por recurrente coincidencia - dentro y fuera del mundo virtual. No solo compartimos espacio y opiniones dentro de la red social de microBlogging Twitter sino que además, nos une la fotografía: ambos somos devotos del mundo de la imagen. De manera que de alguna manera, podría decir que comprendemos el mundo de manera parecida. No obstante, también tenemos puntos de vista divergentes: como hombre dedicado al mundo científico, Julio tiene una visión racional, muy concreta sobre lo que es la realidad y su manera de interpretarla. Así que me pareció muy interesante comparar opiniones de índole espiritual y sobre todo filosófico con alguien que podría asumir la idea de la creencia y la fe como partes de una expresión del mundo muy diferente a la propia. Y el resultado, me sorprendió.

Estas fueron las preguntas que me formulo Cesar:



1) ¿Qué o Cuál es exactamente es tu religión? 


La religión que practico recibe el nombre erróneo de "Brujería" - denominación medieval sobre la concepción de la mujer sagrada - pero en realidad es una de las tantas variantes de la Tradición de la Diosa que sobrevivieron a la violencia cultural a que fue sometida toda visión religiosa opuesta o divergente a la Iglesia Católica. Mi religión es de orden doméstico - se hereda vía matrilineal de madres a hijas - y forma parte de la visión religiosa que considera a la mujer sagrada y divina, un símbolo creativo más allá de una visión accesoria del discurso religioso. La brujería, tal y como la práctica mi familia, se comprende así misma como una creencia que insiste en la responsabilidad individual por cada uno de nuestros actos y la la necesidad de comprendernos a la Divinidad a través de nuestra capacidad de creación y construcción de ideas. De hecho, una vez leí que la brujería es la religión de los idealistas, de los que sueñan y se asumen constructores de una manera de concebir la realidad, y creo, que de hecho, es una buena manera de describirla.

A nivel más concreto, practico una rama de la brujería Italiana denominada La stregheria, considerada un tipo de creencia politeísta y que es una herencia directa del paganismo europeo en su rama más tradicional. También llamada "Vecchia Religione" ( vieja religión ) tiene directa relación con la visión más antigua de la mujer como divinidad creativa y además, insiste en el sagrado femenino como forma de concebir el pensamiento religioso.


2) ¿Cuáles son los lineamientos, principios o bases de la religión que prácticas? 

La brujería no es creencia dogmática. Se asume como una forma de fe que evoluciona, crece y se construye a través de las creencias de quienes la practican. Además, asume la Divinidad con atributos femeninos - creativa y dadora de vida - y asume que lo femenino es parte de lo que se considera sagrado, como manera de asumir nuestra relación con lo desconocido y lo que consideramos misterioso. No tiene otro principio que la responsabilidad por cada acto y decisión que tomas y el hecho que formas parte de una idea Universal que nos une a todos de alguna u otra forma. En otras palabras: la brujería insiste que toda decisión que tomes, forma parte de esa gran red de interconexiones de hechos y visiones del mundo que crean la realidad. La brujería insiste en hacerte consciente del poder de tus actos y sobre todo, la capacidad creativa para transformar tu visión del mundo y tu propia expresión de tu individualidad.


3) Cuales son las deidades a las cuales les rindes culto?, tienen algún orden jerárquico?

La brujería no implica necesariamente rendir culto a una deidad en especifico, por el mismo hecho que no se comprende así misma de manera dogmática. Ahora bien, la Antigua Religión se define como politeistas y de hecho, creemos en la existencia de energías superiores a las que puedes acudir y rendir el culto que quieras por distintas razones. Tampoco existe orden jerarquico, aunque se considera a la Diosa Madre Tierra como fuente de todo lo creado y al Dios, su consorte, como su contraparte y equilibrio. La brujería, como tal, es una forma de construir ideas sobre el mundo y su relación con lo divino, de manera que las deidades en las que creemos - en mi caso particular, son las que forman parte del Panteón Griego y Romano - forman parte de esa aspiración a la trascendencia, la belleza y la creatividad que la brujería asume como forma de fe.

4) Quienes son los promotores o predicadores de tu religión? es un culto abierto o hermético? 

Siendo como es una religión que se transmite por vía matrilineal y de corte netamente doméstico, no hay promotores ni predicadores. La madre enseña a la hija sus creencias y la hija decide si aceptarlas y heredarlas a su vez. No hay hermetismo ni se requiere tampoco secretismo, pero si, siendo que fue una creencia perseguida por siglos enteros y que continúa provocando cierto grado de controversia, en ocasiones sus practicantes deciden expresar sus creencias en privado. Pero como dije, no es un requisito ni tampoco una exigencia concreta.


La fe como una experiencia personal, una búsqueda de respuestas interminable que nos permite analizar nuestra visión de lo abstracto a profundidad. Un sueño de la razón quizás, un visión exacta de esa región tan intima de nuestra mente que con tanta ingenuidad llamamos individualidad.

Estas fueron las preguntas que le hice a Cesar:


1) ¿Dios abarca todas las cosas o está en todas las cosas?

Dios está en todas las cosas pero además, está en todo lo que hacemos y pensamos, de modo que somos uno con las fuerzas creadoras del universo.

2) ¿Cual es tu concepto del pecado? 

Es un invento de la iglesia para controlar a las masas.
Sin embargo, en mi vida, pecado es todo aquello que va en contra del equilibrio de las cosas.
Por ejemplo, Robar, es apropiarse de algo que no has merecido aún. Rompe con el ciclo del dar y recibir. Definitivamente es pecado.

3) ¿El placer puede ser pecaminoso o el dolor purificador?

La sociedad nos ha enseñado a que el placer es pecaminoso y revindica al dolor y sufrimiento como elementos purificadores. De esta forma nos han condenado al sufrimiento para ser "puros" o "dignos"

Si se nos hubiese dicho que el placer es purificador y que el sufrimiento es pecado, seríamos más felices.

Tanto el placer como el dolor pueden ser pecaminosos y purificadores. Son caras de una misma moneda y dependiendo de la fuente de placer o del dolor y de si estas alteran el balance de las cosas puede ser pecado o redención.

No me imagino algo más "purificador" que el "placer" de la creación.
o algo más pecaminoso que el dolor y sufrimiento por el apego a las cosas/personas.

4) ¿Cual era tu idea de Dios en la infancia?

Estudié en un colegio de monjas. Creo que mi idea de Dios no era precisamente mía.
Sin embargo, compartía la idea de que había un hombre invisible en el cielo que todo lo puede y todo lo ve, y si se da cuenta de que no te portas bien, de seguro te castigaría, o peor aún, castigaría a las personas que quieres.
Crecí bajo la idea del Dios castigador.

5) ¿Cual es tu definición de Fe?

Fé, es una suma de convicción con deseo.
Yo estoy convencido de las cosas en las que creo y deseo seguir creyendo. La Fe es algo que va creciendo a medida que soy mas conscientes de las cosas y de esta manera alimento mi religión personal.


La fe como una profunda expresión del pensamiento privado, como una búsqueda de valores morales y éticos que puedan sostener nuestra visión crítica del mundo. Un lenguaje personal que traduce lo que nos rodea - y quizás, quienes somos -  en un detallado análisis de la realidad. Un sentido concreto del valor y la necesidad de crear.


¿Quienes participar en mi proyecto "En Los Ojos de Otro"? ¡Déjame tu correo electrónico en los comentarios e intercambiamos preguntas!

1 comentarios:

Libicni Noemi Rivero Ortiz dijo...

Aprendi mucho con este post.

Un cordial saludo.

Publicar un comentario