lunes, 6 de agosto de 2012

El Oso torpe y la Princesa Malcriada: Brave de Brenda Chapman



Ayer, comentando la película "Brave", mi amigo @La_Sopa hizo un comentario que resume, palabras más, palabras menos, lo que es creo la virtud ( y mayor defecto ) de la nueva película de la factoría Pixar: "Es la película Pixar más Disney de todas". Y es cierto. Para bien o para mal, la producción más reciente de la casa productora más prolífica en películas animadas de los últimos años, parece arrastrar los pequeños defectos que sumieron a Disney en lo que pareció ser un pequeño letargo de ideas y propuestas. Resulta lamentable sin duda, que este primer film de lo que se ha dado a llamar "La primera princesa Pixar" carezca del sentido del humor, la chispa y esa profundidad de planteamiento que ha hecho a todas las producciones Pixar, salvo contadas excepciones, inolvidables pequeñas joyas del séptimo arte.

La Princesa, el Oso y el arco:

La película "Brave" ( traducida en Venezuela como "Valiente" ) despertó muchísima expectativa por ser la pionera en varios elementos que hasta entonces, habían sido desconocidos en las anteriores producciones de Pixar: Era la primera película con un fuerte personaje femenino como protagonista, con una historia basada en una leyenda concreta ( La princesa y el Oso, de la mitología celta ) y además co dirigida / escrita por una mujer  Brenda Chapman. Además, también es el primer intento de Pixar por crear una historia ubicada en un contexto histórico concreto, lo que hizo suponer que la propuesta tendría además de la usual brillantez del guión, un considerable peso conceptual y de creación de escenario y simbolos especificos.  Pero la película falla en algo esencial: el guión, correcto y poco menos que lineal, carece de la sensibilidad, el humor y la inteligencia de la que en otras ocasiones hemos disfrutado en productos Pixar.


La película sin embargo, no carece por completo de encanto: Posee un manera de desenvolverse ligera e incluso atrayente, pero el ritmo de la trama decae a medida que es imposible sostener las ideas que parecen diluirse sin mayor trascendencia.  Indudablemente la labor del grupo de animadores dio origen a un Universo hermoso, tan minucioso como los otros tantos a los que Pixar nos tiene acostumbrado: el Paisaje Galés se recrea con extraordinarios tonos verdes y los personajes, son una mezcla de un vitalismo que desconcierta sin perder cierta belleza ingenua. La película como tal, posee ese magnetismo visual que atrapará a los más pequeño pero carece del peso sustancial de una historia que pueda atrapar al público tradicional Pixar, que no es precisamente - y menos aun en mayoría - infantil.

Y es que el mayor fallo en "Brave" es justamente el elemento que siempre ha significado un triunfo en otras propuestas de la productora: los personajes. La protagonista, la indómita princesa Merida, carece de verdadera dimensión heróica y se desdibuja en los variados tropiezos del guión hasta convertirse en una caricaturización si misma. Porque la tragedia del personaje de Merida es que su gran caracter parece perder verdadera importancia en la necesidad del guionista por mostrarla "rebelde", aunque sin otra explicación que su afición por el aire libre y montar a caballo. La princesa, presentada a las primeras de cambio como indomita y tenaz, termina siendo simplemente malcriada, mientras el peso de la historia parece ser excesivo para sus jovenes hombros y la historia la orilla a correr de un lado a otro, tropezando con la propias lineas argumentales que parecen asfixiarla, no solo como personaje, sino como linea consistente que sostiene la trama entera de la película, lograndolo apenas. El resto del clan  DunBroch  pareciera haber sido incluido simplemente para rellenar la narración: Elinor, la Reina Madre se debate entre su necesidad de dominar el fiero caracter de su hija y desempeñar su papel maternal, sin que la historia defina jamás para ella un papel lo suficientemente claro. La película insiste, una y otra vez, en poner de relieve lo que se asume como un enfrentamiento entre la rigidez de Elinor y la osadia de Mérida, sin lograrlo, debido justamente a esa carencia de un conflicto de peso entre ambas. Las escenas se superponen unas a otras, con menor eficacia cada vez, hasta que el antagonismo entre ambas decae en una súbita afinidad improbable.  El padre, una figura grotesca y afable, se desdibuja entre las risas que produce y lo anodino de su presencia en una corte donde una inverosímil ( e imposible para la época ) fuerza femenina domina. Y aunque la atmosfera familiar, que pareciera ser el ingrediente principal en toda la trama, funciona, no es lo suficientemente fuerte como para brindarle verdadero sentido a los escasisismos arcos argumentales, que avanzan de un lado a otro con una inusitada torpeza y que al final, se unen en un forzadisimo, previsible  y carente de interés, tramo final.

Pero ¿Entonces todo es malo en "Brave"? No lo creo. De hecho, de no pertenecer a la productora Pixar, podría ser un producto pasable, una de esas películas animadas que no decepcionan en absoluto pero tampoco maravillan en ninguna forma. Pero para su desgracia, es un producto Pixar, con todos los elementos para ser de hecho, una espléndida película, sin lograrlo. Y lo que falla, directamente es el guión. Torpe, un poco tosco, por completo lineal, carente de la brillantez de otros film de la firma. De hecho, me sorprendió constantar la que la película adolece por completo del elemento de humor tradicional en Pixar: lo tiene a cuenta gotas, en golpes de efecto sin mayor trascendencia y que afectan de hecho, el ritmo de la acción principal, que decae a medida que intenta transitar la sencilla y predecible historia. Al final, se tiene una sensación de "quiero y no puedo", de una ligera decepción que no llega a superarse en ningún momento, aun incluso en los tramos más emotivos de la película.

De manera que, "Brave" es en mi personalisima opinión, uno de los experimentos fallidos de Pixar, junto con la antipática "Cars" . Tal vez, como dije, todo se deba a la injusta comparación con sus predecesoras, pero para "desgracia" de Pixar - y lo digo sí, entre comillado - el nivel de calidad de cada producto suyo, nos ha hecho muy exigentes a lo que esperamos en cada nueva entrega. Y es esta especialisima maldición lo que hizo que "Brave"  a pesar de todas sus buenas intenciones, no sea más que un producto desigual en medio de una galeria de pequeñas obras de artes visuales.

Mención aparte para el corto que como es tradicional, antedece la película. Titulado "Luna" es un prodigio de ternua, habilidad narrativa y de hecho, he de decir me emocionó mucho más que la película a la cual antecedió.




3 comentarios:

aguamansa Antonella V. Sgalla Hidalgo dijo...

Hola Agla!
En el algo no estoy de acuerdo:"El padre, una figura grotesca y afable, se desdibuja entre las risas que produce y lo anodino de su presencia en una corte donde una inverosímil ( e imposible para la época ) fuerza femenina domina"
Al contrario, en la cultura celta el poder y dominio de carácter de la mujer siempre fue muy evidente. Su rol, siempre de fuerza, equiparable a las figuas masculinas, tuvo mucho peso en estas sociedades.
Un abrazo
agua...

Miss B dijo...

Bella, aquí hablamos - en la Pelicula al menos - de un enfrentamiento de Clanes. El poder femenino, en el apartado del guerrero, nunca fue tan fuerte y tan marcado. Y aunque hubo reinas tan fuertes como Elinor, el papel de la mujer no era tan independiente y con poder real, o de hecho la película entera no tendría sentido. Es un choque conceptual muy fuerte, y de hecho, rompe el equilibrio de la película.

Por cierto qué, en la cultura Celta galesa, la mujer es un elemento primordial, pero las hijas no podian contradecir a los padres porque era considerado un dolor "irreductible" que le infrigias a la "Madre Tierra Muda". De manera que, el enfrentamiento sugerido no habría sido considerado "rebeldia" sino algo más grave.

Un besote bella, gracias por leer y comentar.

aguamansa Antonella V. Sgalla Hidalgo dijo...

Gracias por aclarármelo!!! Me da pie a seguir investigando sobre un tema que me apasiona desde años!

Publicar un comentario