lunes, 2 de enero de 2012

Delirio


Delirio, originalmente cargada por Miss Aster.

El mundo esté lleno de esos seres incompletos que andan en dos pies y degradan el unico misterio que les queda: El sexo.

David Herbert Lawrence

3 comentarios:

impresioneslasjustas dijo...

Hola Agla:

Te escribo desde la lejana España. Esta hermosa fotografía que has publicado me ha inspirado este breve poema que quería compartir contigo y con la gente de tu mundo. El post donde se ubica está en la siguiente dirección:

http://impresioneslasjustasimpresiones.blogspot.com/2012/01/delirio-en-rojo-en-clave-menor.html

Delirio en rojo, en clave menor

Es el delirio,
una fotograma de sexo que practicamos
con la complicidad oscura
de nuestros cuerpos buscándose.
Es una breve e intensa sinfonía,
un delirio en rojo en clave menor,
una boca que espera
que el placer le ordene gritar.

Es el delirio
lo delirante de un ojo fotográfico
que advierte el secreto ocultado
en un detalle desapercibido.
Es Picasso abrazando una trompeta
mientras Dalí cocina en horno de leña
relojes derretidos que se mueren
en una tarde agosto.

Es el delirio un verbo sin conjugaciones,
un adjetivo sordo, intransitivo e incompleto
de esos seres incompletos que somos
cuando liberamos a la bestia prisionera
que habita en nuestro corazón.
Es la rebeldía incomprendida,
la pieza que los yertos diccionarios
ubican entre el despropósito y el disparate.

Es el delirio
la antítesis de las reglas que un alguien establece,
el texto prohibido que se encuentra
en los manuales de estilo
de los mundos que inhiben placeres.
Es el enfado de la risa extrema,
el paroxismo de quien ama
de forma equivocada.

Un beso,
Javier

Miss B dijo...

Muchisimas gracias Javier!
Y que hermoso Poema!

Gracias por compartirlo con mis lectores!

impresioneslasjustas dijo...

Hola Miss B:

Acabo de subir una revista gratuita llamada De un tiempo a esta parte donde hemos incluido este poema y su correspondiente fotografía.

Está aquí:

http://impresioneslasjustasimpresiones.blogspot.com/2012/02/para-un-esteta.html

Espero que sea de tu agrado y que a tus lectores también les guste.

Hablamos.

Un beso,
Javier

P.D.: Por casualidades cortazianas de la vida, me estoy leyendo El valle perdido... ¿Te suena? Ya te contaré cómo me ha ido con el libro. Caelia acaba de hablar con su madre sobre Ágatha...

Publicar un comentario