viernes, 3 de junio de 2011

De mi experiencia en la autopublicación: del como, del cuando, del porque






El mundo editorial es un club privado. Es una frase que he escuchado muchas veces, y que lamentablemente se ajusta perfectamente a la realidad. Publicar no es sencillo: es un proceso laborioso que muchas veces resulta decepcionante para el autor, frustrante para el posible agente y redactor y costoso para la editorial. Al final, el resultando puede ser gratificante, no lo dudo, pero igualmente, el proceso es desgastante a todo nivel. Además, las dificultades economicas que enfrenta el mundo editorial  - y en particular, en nuestra america Latina, donde la literatura y el mercado del libro se encuentra deprimido y menospreciado desde hace casi dos décadas -  hace que publicar sea poco menos que una labor de esfuerzo denodado y en ocasiones, infructuoso.


Por todos esto, la opción de autopublicación o publicación a pedido se ha hecho no solo popular, sino moderadamente rentable dentro de un mercado  nuevo, como lo son las bookstore virtuales. Hace poco y más llevada por la curiosidad que por otra cosa, decidí probar la aventura de crear un libro, desde la maquetación hasta el resultado final en solitario y venderlo en una de las numerosas páginas que ofrecen el servicio. Debo decir que mis expectativas eran bajas: revisando el modelo y la dinámica de las diferentes tiendas online, encontré que casi todas usaban un sistema muy básico de publicidad y promoción y deduje, tal vez un poco apresuradamente, que con toda probabilidad, mi posible libro solo tendría dos ventas: la que haría para adquirir mi propio ejemplar y algun curioso eventual. Por supuesto, nunca imaginé algo como lo que sucedió: a la fecha y luego de haber transcurrido dos meses, he vendido 64 libros, una cifra que me sorprende y me enorgullece, pero sobre todo demuestra la viabilidad de un sistema que en nuestro país es por completo desconocido y que podría, en la mayoría de lo casos, ser un vehiculo de promoción y una manera de dar una nueva dimensión a nuestro trabajo, ya sea literario o fotográfico.

Durante esta extraña travesia he aprendido algunas cosas interesantes sobre el tema. Las podría resumir en cinco puntos básicos:

1) Creando, diagramando, soñando: Antes de comenzar con el proyecto te recomiendo pensar detenidamente que incluirás en el futuro ejemplar. ¿Una serie fotográfica que hayas completado? ¿Una colección de cuentos? ¿Una recopilación de tus mejores imagenes durante algun viaje? Cual sea el tema o el tópico, asegurate que lo que escojas sea lo mejor de tu material: revisa cuidadosamente las fotografias, preocupate porque la redacción sea perfecta, dedicate a analizar la coherencia, estructura del contenido hasta lograr una cohesión estética y de discurso consistente. Recuerda que el libro tendrá que competir con cientos de ejemplares con la misma temática, la misma estructura e incluso, imagenes semejantes. Lo que hará la diferencia será sin duda, tu manera de construir una idea atractiva a partir del material que dispones.

2) Aprende y crea: Dedica unos dias a comprender la plataforma de la página que utilizarás. En mi caso, utilicé la muy sencilla Blurb, que además de ofrecer un servicio de creación de libros online muy fácil de utilizar, tiene herramientas de publicidad muy accesibles. Familizarizate no solo con las herramientas que te ofrece el sistema, sino además, la manera en que te permitirán vender y comercializar tu libro. Además, busca la página que sea idónea para tu proyecto: en mi caso, Blurb me resultó estupenda para crear un libro de fotografias de buena calidad y además accesible. Pero si lo tuyo es la escritura, busca un servicio donde se haga incapié sobre la maquetación, la forma de estructurar las páginas escritas y el diseño de portada, como Lulu.com. De la decisión que tomes, dependerá la viabilidad de las ventas de tu libro.

3) Comparte: Como cualquier otra plataforma, una bookstore virtual es una red social. Visita perfiles, comparte con los usuarios, aprende de sus trucos antes de comenzar a comercializar tu libro. Es una manera directa de aprender de la experiencia de otros autores y sobre todo, compartir ideas sobre un mundo tan novedoso como el de la autopublicación. Además, la interacción con otros autores y usuarios de la plataforma sin duda te permitirá no solo comprenderla mejor, sino formar parte de probablemente grupos o redes que faciliten - y hagan más accesible y consistente - la venta de tu libro.

4) Luces, cámara...hojas: Cuando hayas revisado y decidido que material utilizar, dedica unos cuantos días a crear tu libro de la manera más meticulosa posible. Me refiero en concreto que cada página te ofrece un servicio y técnicas distintas para llegar a un resultado optimo y es necesario, las conozcas y utilces todas para lograr que tu publicación sea un producto de alta calidad. En mi caso, la plataforma de Blubr ofrece una variedad de  programas que te permiten realizar una selección de imagenes de la manera que te sea más sencilla: desde tus sitios web hasta directamente de tu pc. También, ofrece un detalladisimo tutorial, donde puedes encontrar ayuda a los problemas más comunes y tips utiles para lograr el mejor resultado a la hora de diagramar tu libro.

5) Todo listo...y a vender: Finalmente tu libro es real y llegó el momento donde todo depende de tu esfuerzo y tenacidad: la publicidad. La autopromoción es un elemento indispensable para lograr ventas consistentes de tu ejemplar. Recuerda: en la autofinanciación editorial tendrás que realizar todos los pasos que habitualmente realiza una editorial pero de manera más rápida y sobre todo directa: utiliza las redes sociales a tu disposición, envia correos a tus conocidos, interactua en foros donde puedas anunciarte. Utilizando todos los recursos a tu disposición lograrás que tu libro comience a ser parte de ese dinámico y extraño entramado del mundo de la editorial web. 


Como verás, el mundo de la autopublicación aun es un terreno lo suficientemente desconocido para que no existan reglas claras para lograr el éxito, de manera que esta sencilla guia solo es lo básico, para que puedas comenzar a tránsitar este singular pero muy gratificante camino de lograr publicar tu material sin tener que atravesar el largo e ingrato proceso de la publicación editorial.



2 comentarios:

karlap dijo...

Excelente post... gracias por compartir tu experiencia con todos... saludos... :)

Miss B dijo...

Con Gusto bella! Besos, Gracias por leer y comentar!

Publicar un comentario